Self Care Guide for Bystanders (Spanish) Autoayuda para Testigos

Para poder cuidar a los demás, es muy importante no olvidar cuidar de uno mismo. La exposición al acoso virtual, incluso si no eres la persona a la que va dirigido, puede causar un trauma secundario. Tómate tu tiempo cuando lo necesites y cuida de ti mismo. Nosotros también te cuidamos.

Formas parte de algo increíble

Apoyar a los demás en HeartMob es algo increíble. No solo estás ayudando a las víctimas de acoso virtual, sino que también eres parte de un movimiento en crecimiento para hacer que internet sea un lugar mejor, más seguro y más agradable para todos. Hay estudios que afirman que los aliados virtuales son fundamentales en la lucha contra el acoso virtual y la intervención de testigos ha demostrado ser uno de los mejores métodos para lidiar con el acoso en todas sus formas.

Sin embargo, leer contenido abusivo y violento puede pasar factura. Es importante cuidar de tu salud mental y de tu bienestar, por tu propio bien y para poder seguir ayudando a los demás.



¿Por qué sientes ansiedad?

Puede que parezca raro sentir ansiedad o enfado al leer los mensajes de acoso de otras personas. Si no va dirigido a ti, entonces ¿por qué te molesta tanto?

Mientras que ayudar a otras personas es algo muy valioso y gratificante, relacionarse con gente que ha vivido un trauma puede resultar, a veces, abrumador y angustiante. Por suerte, hay formas de prevenir y gestionar estos impactos negativos para que así puedas seguir con tu increíble tarea de apoyar a los demás como HeartMobber.

  • Conoce más sobre el funcionamiento de HeartMob aquí

    El primer paso es reconocer cómo te sientes y saber que no estás solo en esto.

     

    Desgaste

    Centrarse demasiado en los demás sin llevar a cabo una autoayuda puede llevar al cansancio, la ansiedad y el estrés. Esto se conoce como desgaste. Cada persona puede vivir el desgaste de un modo distinto.



    A veces, puede parecer que el trabajo que estás haciendo no es suficiente y que no estás marcando la diferencia. Otras veces, puede parecer que los problemas que estás afrontando son agotadores y que no puedes seguir enfrentándote a ellos al mismo nivel. Y, en ocasiones, aparece como “indiferencia emocional,” un sentimiento que hace que no puedas involucrarte emocionalmente ni sentir empatía con el tema.

    Trauma secundario

    El trauma secundario, también conocido como “trauma indirecto”, se refiere al modo en que nos vemos afectados emocional y psicológicamente cuando estamos expuestos al sufrimiento de otros. Aparece como una sensación de agotamiento mental, físico y emocional cuando nos relacionamos empáticamente con alguien que ha sufrido un trauma. Por ejemplo, si has leído un mensaje de acoso virtual publicado en HeartMob y has sentido angustia como si fueras tú la persona que lo estuviera viviendo, eso es un trauma secundario.

    Si estás experimentando desgaste o un trauma secundario, recuerda:

    1. Esto no es un fracaso personal. Es una muestra de que de verdad te importa.

    2. No seas duro contigo mismo. Da un paso atrás y practica la autoayuda. No es egoísta centrarse primero en uno mismo y en nuestro bienestar, de hecho, es la mejor estrategia para recuperarse y seguir ayudando a los demás.

    Echa un vistazo a nuestra Guía para personas que sufren Acoso Virtual.

    ¿Qué es la Autoayuda?

    La autoayuda es un término utilizado por voluntarios y personas con profesiones de ayuda para describir la bondad y la comprensión con la que debes tratarte a ti mismo. Esta bondad y comprensión te permite relacionarte de manera sostenible. Te puede ayudar a mantener una actitud positiva al enfrentarte a retos. Practicar la autoayuda significa que puedes seguir ayudando a los demás sin sacrificar tu propia salud mental y física ni tu bienestar. Algunos consejos comunes de autoayuda alientan a comer sano, darse un baño o meditar, y aunque todo esto es muy útil, no es lo más idóneo para todos. No todo el mundo tiene la opción de darse un respiro, el trabajo, el cuidado de niños y otras realidades del día a día pueden impedir que te tomes tu tiempo para cuidar de ti mismo.

    Estos son algunos ejercicios de 5 minutos para trabajar la autoayuda en caso de tener una agenda apretada.




    Al fin y al cabo, la autoayuda es lo que mejor funcione para ti: cualquier práctica o actividad que te haga sentir mejor, más fuerte y más sano en cuerpo y mente.

    Consejos de Autoayuda

     Evalúa tu seguridad inmediata

    La intervención de testigos es sumamente importante, pero no significa que sea fácil. Haz lo que puedas, ya sea denunciar, escribir un mensaje de apoyo o simplemente hacer clic en “Yo te apoyo”, pero permítete también decir que no cuando lo necesites. Habrá días que sientas que puedes comerte el mundo, y esos días son el mejor momento para extender la mano a aquellos que puedan estar en apuros. Y en aquellas ocasiones en las que no te sientas tan fuerte, sé amable contigo mismo y permítete un respiro. Puedes cambiar tus ajustes de notificación de correo electrónico en tu perfil si necesitas darte un tiempo.

     Sé consciente de tus propios desencadenantes

    Aunque siempre es útil para una víctima de acoso virtual recibir apoyo de alguien que ha estado en su misma situación, presta atención a tus desencadenantes, es decir, todo aquello que te resulta particularmente molesto y que podría recordarte a un trauma o injusticia que hayas vivido. Cada solicitud de ayuda está etiquetada con carácter de acoso (p. ej. racismo, transfobia, misoginia), así que puedes centrarte en leer solo el contenido que te veas más capacitado a tratar.

     Comparte tus sentimientos

    No tienes que encargarte de todo tú solo. Habla con tus compañeros, amigos, familiares, terapeutas o abogados y ten claro que tus sentimientos son válidos, sean los que sean. Escríbenos a heartmob@ihollaback.org. Al igual que sabes que es importante para las víctimas de acoso virtual el pedir ayuda de la comunidad de HeartMob, tú también mereces ayuda de tu propia comunidad.

     Toma medidas para evitar el desgaste

    Como todos sabemos, es mejor prevenir que curar. Toma medidas para evitar el desgaste antes de que ocurra y córtalo de raíz. Trabaja la autoayuda en tu agenda y haz planes con amigos o haz algo divertido y relajante. Escribe un diario o una nota en tu móvil enumerando todas las cosas positivas que veas, hagas o percibas y léelo cuando empieces a caer en la negatividad. ¡Haz algo hoy que tu yo del futuro vaya a agradecerte!

     Apoyar a los demás puede ser una forma de autoayuda

    Puede resultar agotador estar en contra de una cultura de acoso virtual y de los sistemas de opresión que lo sostienen, pero aportar tu granito de arena en el cambio de esta cultura puede resultar de autoayuda. A través de los pequeños actos de denuncia y documentación del abuso, o compartiendo palabras bonitas de apoyo a un extraño, estás ayudando a la víctima a tomar el control de la situación y estás creando un cambio cultural positivo. Así que, aunque es importante desconectar cuando lo necesitas, ¡no olvides la importancia de lo que haces y deja que eso te dé energía para continuar con la lucha!

    Fuentes

    Fuentes de Autoayuda

    Charlas TED sobre el Trauma Secundario

    Siempre hay alguien para escucharte

    Te apoyamos